Nuestra directioner nº:

domingo, 5 de febrero de 2012

Young and FREE! (II)

Publicado por Paula y Miriam en 11:16
Hi! He intentado subir capítulo durante todo el día pero uf, que estres, Miriam y yo hemos tenido que hacer un trabajo solas! Bueno nada, que este capi mola mucho, es muy PaulaHarryAmor que te cagas jajajajaj :') Espero que os guste, y vuelvo a recordar: dentro de unos caps hay beso! :D:D

P.D.: La foto es made in Paula! Os gusta? A mí sí *___*



Paula:
Estábamos en la playa. Comiendo todo lo que habíamos preparado, riendo, hablando. Harry se había sentado a mi lado, yo pensaría que estaría enfadado, pero todo lo contrario, estaba bien. Louis se lo estaba pasando en grande con las olivas de Miriam, se las iba comiendo una a una mientras Miriam lo perseguía para que le diera el recipiente. Louis era un chico estupendo, con un gran sentido del humor, bromista y algo alocado. Era perfecto para Miriam. Acabamos de comer, Zayn se soltó la melena, y hasta se atrevía a contar anécdotas, ya no estaba tan callado. Mar se reía a su lado, cogiéndolo del brazo y acariciándole el pelo lentamente. Liam miraba con miedo las cucharas de su alrededor, mientras Miriam extrañada le preguntaba por su gran temor. Louis reía mirando toda aquella situación mientras Niall sacaba un bizcochito irlandés de su cesta de paja. Era muy mono, el pastel. Harry, que estaba sentado a mi lado, me rodeaba con su musculado brazo la cintura. Me acercó más a él, y me susurró al oído: ‘’Ven conmigo’’. Yo le dije un tímido ‘’Sí’’ y me cogió de la mano y ayudó a levantarme. Paseábamos cogidos de la mano por la orilla de la calita, en pleno atardecer. Un atardecer muy bonito, la luz del sol se reflejaba en la tez de Harry, los ojos se le veían iluminados, ese verde oliva me encantaba, y la sonrisa preciosa me hacía desvanecer en su mundo. Harry iba tarareando ‘’I Wish’’ de los chicos, mientras yo le sonreía. Me llevó a un pequeño acantilado, y nos sentamos al borde de las rocas. Yo miraba a los chicos en la playa, estaban jugando a vóley, Louis cogía a Miriam y la levantaba, los dos estaban bien juntos. Yo me reía de aquella situación y Harry me preguntó:
-De qué te ríes?
-Yo? De nada…- me reí otra vez.
Harry se levantó y dejo su cuerpo al descubierto quitándose aquella camisa veraniega que le tapaba los abdominales. Se quedó en bañador, rojo pasión. Y me alargó la mano en señal de que me levantara. Le hice caso, me levante y yo me quité la mía, dejando paso a que me viera en bikini. Me echó una ojeada, bastante larga, y esbozó un tremendo ‘’Uf’’ poniendo los ojos en blanco. Se ruborizó y dejó paso a la sonrisa con hoyuelos que él tenía. Nos cogimos de la mano.
-Confío en ti, nos tiramos?- le dije mirándolo atentamente bajo la luz del atardecer.
Eché un vistazo el frente. Parecía estar en las nubes, cogida a la mano de Harry. El viento me acariciaba mi cuerpo semidesnudo y me hacía poner la carne de gallina. Mi pelo ondulado se movía al compás de la brisa. Le miré. Saltamos al mar. Una sensación que nunca había vivido. No le solté ni un momento. Salimos a la superficie, y comenzó a chapotear en el agua. A continuación me arrojó agua y yo salté encima de él rodeándolo con mis piernas y agarrándolo del cuello con mis brazos. Él me cogía de la cintura y se acercó a mí hasta el punto de que nuestras frentes se tocaran y quedáramos mirándonos. En ese momento intenté decirle todo lo que sentía por él, y lo mucho que me arrepentía de haberle tratado mal.
-Harry…- se oía gente acercarse hacia nosotros.
-Mira dónde están estos dos tortolitos- dijo Zayn llevando a Mar a caballito.
Seguía encima de Harry, pero esta vez ya no le miraba. Se acercaron todos, incluido Liam, y al ver la situación... Giró la cara y se fue hacía la orilla recitando algo muy bajito. Apenas nadie lo escuchó, solo yo.
-Estoy muy cansado, ayer me acosté muy tarde, ya nos veremos…

Liam:
Me fui a la orilla. No podía creer que uno de mis mejores amigos me estuviera quitando a la chica que me gustaba. Claro, Harry tampoco sabía que a mí me gustaba Paula. Supongo que si se lo dijese pondría en peligro nuestra amistad. Mientras recogía mi ropa lancé al mar una pulsera de plata que le había comprado a Paula. Lo mejor sería olvidarme de ella. Y que los dos fueran felices juntos. No quería estropear un amor verdadero, y menos una amistad…


Ah, se me olvidaba! Ahora, pondremos de vez en cuando, un pequeño texto en el que alguno de los chicos, explique sus sentimientos! COMENTAAAD!

2 comentarios:

Miriam Todaay on 5 de febrero de 2012, 11:59 dijo...

Y ahora es cuando empieza lo bueno, que ganas de que lean los próximos capítulos asjfhskf *-*

Laura on 7 de febrero de 2012, 11:58 dijo...

Hola chicas! Soy una nueva lectora que acabo de llegar a vuestro fic ahora y acabo de leerlo todo y me ha gustado mucho. Espero que subáis pronto nuevo capítulo para saber que hacen los chicos al salir de la ducha y para que empiece lo bueno... JAJA Bueno que soy @laura289 y os agradecería si me pudieseis avisar cuando subieseis nuevo capítulo. Un beso!

Publicar un comentario

 

Londres, dos chicas y una dirección. Copyright © 2012 Design by Antonia Sundrani Vinte e poucos