Nuestra directioner nº:

jueves, 29 de diciembre de 2011

Una amiga de verdad (II)

Publicado por Paula y Miriam en 5:44
Miriam:

Seguro que Paula estará durmiendo, no la llamaré. Eran las 7: 45 de la mañana, de un miércoles festivo. Me pasé toda la noche llorando y solo miraba las horas para poder llamar a Paula. Necesitaba oír su voz y que me tranquilizara. La necesitaba. Estaba estirada en la cama, boca arriba, mirando hacia el techo blanco de mi habitación y pensando en como todo ha cambiado. Me quedé dormida, llorar me daba sueño. En cuanto me desperté, ya eran las 11. Ya podía llamarla.

¿Qué me pasó? Se lo estaba a punto de contar a Paula. Marqué su teléfono, ya me lo sabía de memoria. Sonó un piiiiiiiip. Nada. Sonó otro y ya lo cogió. 

- Hola Miri, ¿Qué tal?
- Hola Paula...

Se me notó demasiado en la voz. Yo soy una chica fácil de predecir. En seguida se me notan las cosas. 

-¿Qué ha pasado? ¿Estás bien? ¡Vamos contesta! 
- Es un pelín largo.
- Pues tengo toda la mañana para que me cuentes que te pasa.

Le conté que al salir de casa de Paula el otro día, me encontré a Dani, otra vez. Dani era un viejo amigo de la infancia y que siempre me lo encontraba por la calle por que vive cerca de nosotras. 

"La cuestión es que, él me tapó los ojos. Adiviné en seguida que se trataba de Dani, su olor era demasiado peculiar. Me encantaba su olor. Bueno, en verdad, Dani me atraía. Él, me miró y sin rodeos me dijo que me quería. Me quedé sin respiración y no supe que decir. Dani se pensó que no le gustaba, se le notó la cara de decepción y en seguida le dije: 

- Dani, necesito un tiempo. Me voy a Londres y...
- Eso es un no. Quién me dice a mí que en Londres no te enamorarás de un inglés y te quedes allí.
- ¡Pero qué dices! Me lo pensaré, ¿vale? En cuanto venga de Londres, tendrás mi respuesta."

Y Paula me preguntó: ¿Y... Cuál es el problema? ¿Por qué lloras? ¿Por qué no  le dijiste que sí?’’

No lo sabía exactamente, pero es que Alex... Alex. Sí. Él era el problema.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 

Londres, dos chicas y una dirección. Copyright © 2012 Design by Antonia Sundrani Vinte e poucos