Nuestra directioner nº:

jueves, 19 de enero de 2012

Si no arriesgas, no ganas (I)

Publicado por Paula y Miriam en 12:05
Otro día más, nuevo capítulo. Chicas, deciros, que quizá este capítulo es un poco aburrido, pero de aquí en adelante se pone super super interesante. Ah, lo de los comentarios funcionó el primer día y luego A LA MIERDA! Bueno nada, supongo que estaréis estresadas y tal... Como todas... Así que nada, dedicarle este capítulo a una lectora que nos lee practicamente desde que comenzamos y que amo sus twits y cosas varias, un besazo CELIA! <3<3


Paula:
Estaba sentada con él, en las escaleras. Me sentía tan bien, me daba calor. Lo necesitaba, necesitaba que alguna persona me abrazara y me hiciera sentir amor. Para mí, las palabras se las lleva el viento. Es decir, lo que me había dicho Harry… era extraño. Pero, aunque estuviera bien con Liam, no dejaba de pensar en él y en cómo lo había dejado. ¿Y si fuera verdad? ¿Y si de verdad le gustaba? Todo había ido muy rápido, mi amistad con los chicos, el acercamiento por parte mutua a Liam, Harry… Todo. Parece difícil de creer, lo sé, que yo, una persona insignificante para el mundo, en dos días hubiera conocido a mis ídolos, y que uno de ellos se haya ‘’medio declarado’’ y otro me esté abrazando. Sí, yo tampoco me lo creo.
-Quieres que vayamos a dar una vuelta y te dé el aire?- me preguntó Liam mientras apartaba el brazo de mis hombros y me daba la mano.
-No Liam, de verdad, estoy bien, creo que me ha sentado mal alguna copa, sólo ha sido eso, tranquilo, estoy bien- intenté ser amable y agradecida, pero Liam era de esos chicos que hasta que no te ven bien, no te dejan.
-Te voy a llevar en coche a un lugar precioso, ya verás cómo se te pasa todo!- me cogió en brazos, cómo en la típica peli de princesas y me llevo hasta su coche que estaba a escasos metros de la casa.
Me llevó a un parque excelente. Con un lago en el que había ocas y patitos y la luna se reflejaba en él, también había árboles con lucecitas y bancos de madera blanca. Todo era precioso. Sí, Liam tenía razón, todo se me pasó de golpe.
Puso una balada lenta en su móvil y me saco a bailar al césped. Me cogía de la cintura, y yo le agarraba con mis brazos del cuello. Apoyé mi cabeza en su pecho. Comencé a lloriquear. No dejaba de pensar en Harry, al fin y al cabo, yo le prefería a él. Pero y si me volvían a hacer daño… En aquel momento, me acordé de una frase que me dijo una amiga una vez, Helena: ‘’Si no arriesgas, no ganas’’.
-Lo siento, de verdad, todo es precioso, pero es cuestión de corazón…- lo dejé sorprendido, él no sabía de que hablaba. Le di un beso en la comisura de los labios, medio a propósito medio no. Y me fui corriendo.
Regresé al pub, pero allí ya no quedaba rastro de nadie. Busqué y busqué, pero Harry ya se había marchado, ya había perdido mi oportunidad. Decidí volver a casa. 

Llegué a casa, Miriam ya estaba echada en la cama, y dormida. Yo todavía lloraba. Todo había sido tan rápido y confuso. Intenté hacer el mínimo ruido posible, y me metí en la cama. Llorando. Apenas un par de minutos y me dormí. Aquella noche, dejé a dos chicos con la miel en los labios, era una noche mágica, y yo la había desaprovechado toda. Al menos, Miriam se lo había pasado bien, o eso creía…

4 comentarios:

Me Hechizaste... on 19 de enero de 2012, 12:17 dijo...

No se si va dedicada a mi o que (@Nosoytuprima) hahahaha pero bueno, igualmente a mi no me a parecido aburrido, mas bien romantico*-* Como me gustaria que me pasara eso

Adee López on 20 de enero de 2012, 6:04 dijo...

Aish me encanta y lo sabes, cada vez más, y ahora me he dado cuenta de que puedo comentarte aquí *-* que torpe soy... hahaha bueno eso, que síguela, escribes genial :) <3 soy (@startliving_)

Miriam Todaay on 20 de enero de 2012, 8:30 dijo...

¡Gracias por leernos! Y somos dos chicas, un beso <3 ¡Nos alegramos de que te guste y gracias por comentar!♥

Hemosa♥ on 22 de enero de 2012, 9:30 dijo...

Este tambien me ha gustado muchisimo. Tanto una como la otra, escriis genial. :) Espero leerme un libro vuestro de mayor jijijij :D besos (@soytuvecinaa)

Publicar un comentario

 

Londres, dos chicas y una dirección. Copyright © 2012 Design by Antonia Sundrani Vinte e poucos