Nuestra directioner nº:

miércoles, 22 de febrero de 2012

Isn't she lovely (IIII)

Publicado por Paula y Miriam en 13:08
Hola cosis, hoy soy Miriam la que dedico :) Paula está muy atareada con un trabajo que nos han puesto para mañana y decía de subir capítulo mañana, pero yo quiero que lo tengáis ya hoy y mañana otro ¿No? Bueno, este capítulo lo he escrito yo (Teneis Miriam para rato jojojo) y espero que os guste es muy Liriam (Sí, yo también me he puesto un mote de estos con  mi niño) *-* Comentar y decirnos si os gusta como va quedando nuestra novela! Siempre nos hace ilusión si hay comentarios, en serio, mucha :) 

PD: Este capítulo se lo dedico a Helena, una amiga mia que conocí a través de twitter y nos hemos conocido en persona y ahora es una persona imprescindible en mi vida. ¿Qué cosas, no? También sigue nuestra novela  y el otro día me pidió que le dedicara un capítulo, así que, voilà, un capitulo para you de muá. ¡Te quiero Helena!


Os pongo una foto del capitulo de hoy, yo y Lou, y las estrellas.





Miriam:
Y la última sorpresa… Nos fuimos de aquel increíble estudio de grabación, Louis insistía en que tenía una voz preciosa pero yo sé que lo decía para no sentirme mal, no me gusta mi forma de cantar. Después, salimos a la calle, hacia bastante aire y el pelo se me movió de forma descomunal. Louis se rió pero a continuación, a él le despeinó. Me dijo que el lugar a donde íbamos estaba cerca. Me cogió de la cintura y paseábamos juntos por las calles. De repente, una fan de unos 11 años, que iba con su madre, reconoció a Louis. Quiso hacerse una foto, yo claro, decidí apartarme y pasar desapercibida. Pero la fan me dijo que ya sabía quién era y que si me podía poner en la foto. Me puse y sonreí. Era raro que nos pararan en la calle para una simple “foto”. La niña se fue dando saltitos de alegría y Louis y yo seguimos nuestro camino. La verdad, yo no sabía dónde iba, pero yo lo seguía a él. “Es aquí” dijo. Yo solo veía un edificio, muy alto, pero solo un edificio. Entré con él y la recepcionista nos preguntó a donde nos dirigíamos. Louis le habló en voz baja para que no me enterara yo y me fui un poco más lejos. Me encantan las sorpresas, es algo que me hace sentir realmente ilusionada.
-        Por aquí. – nos señaló aquella chica de ojos negros.
Subimos en un ascensor. Louis decidió taparme los ojos, de nuevo, como si fuese una niña pequeña a punto de abrir los regalos de cumpleaños. El ascensor hizo su peculiar sonido de que ya habíamos llegado. Y dijo: “Tacháaaaaaan” mientras me quitaba las manos de los ojos. Era una terraza enorme, y parecía bastante alta. Pero tenía como una sala y hamacas.
-        ¿Dónde estamos? – le pregunté muy ilusionada.
-        En uno de los miradores de Londres, ¿Te gusta?
-        ¿Miradores? – pregunté extrañada pero mi sonrisa no desaparecía de mi faz.
-        Sí, se ven las estrellas estupendamente a estas horas.
Arg, tenía unas ganas de tirarme encima de él y no separarme de él nunca… Pero entonces le di un abrazo, largo y con mucho mucho sentimiento. Cerré los ojos, se me cayó una lágrima, pero no de tristeza sino de emoción. Era lo más bonito que me estaba pasando y todo junto a él. No parecía aquel chico alocado del video de WMYB, descubrí que era un chico sensible, bueno y romántico.
Nos dirigimos hacia unas hamacas, yo me estiré directamente mientras Louis cogía otra y la acercaba a la mía.
-        ¿Ves esa constelación? – me señaló mirándome.
-        No me digas… ¿La constelación de Louis? – pregunté bromeando.
-        No, esa es otra. Esa es la constelación de Miriam.
Eché a reír. No me esperaba semejante tontería. Su humor no desaparecía.
-        ¿Mi constelación?
-        Más o menos. – se atrevió a  decir. – Es una estrella pequeñita, pero que brilla mucho si te paras a mirarla. Y su luz te devuelve paz y cariño.
No supe que decir. Me sorprendía cada vez más.
-        Pero seguro que hay muchas Miriams en el mundo… ¿No podrías ponerle otro nombre original?
-        Tienes razón… Pero no creo que haya una que se llame la constelación de Miriam y Louis. – continuó diciendo.
-        ¿Constelación de Miriam y Louis? – pregunté en voz baja.
-        Si, son dos estrellas muy juntas. Como estamos ahora nosotros. Y una se llama Miriam, que es la que brilla mucho si te paras a mirarla y Louis… la de Louis es… - pensó.
-        -Le interrumpí- Esa estrella brilla por sí sola. Pero sin la otra no sería nada. Además de ser muy grande, como su corazón.

Louis sonrió de una manera diferente, especial. Nuestros labios se acercaron. La respiración de Louis se entrecorta y no puede más. Sus labios le piden besarme. Me levanté de allí, no quería besarme con él en aquella hamaca. Louis me miró y cruzamos miradas. Le dije “Te quiero”. Y él se levantó y nos quedamos mirando por la terraza. Londres de noche, todo de luces… Rodeó con sus manos mi cintura y me besó. Le respondí al beso, lo quería. Duró más que el primero y fue más intenso, pero no fue a más. Tampoco quería. La noche se acabó allí y volvimos a casa. ¿Qué estaría haciendo Paula? ¿Ya habría llegado? – me preguntaba mientras el taxi me llevaba a casa.



Louis:

Fue la noche más mágica que he vivido. La amaba y mis labios, mi corazón y mis pensamientos se pusieron de acuerdo para besarla. Sus labios eran dulces, muy dulces y nunca había besado así. Tal vez podríamos invitarlas a las chicas a la fiesta benéfica de One Direction... La fiesta de los gorritos. Ya me habían parado por la calle y ya sabían quién era Miriam, tal vez en twitter y en las revistas ya la conocieran. ¿Qué dirían de ella? Tenía que alejarla de aquel mundo para que no le hicieran daño pero sé que ella es una chica inteligente. Me estiré en la cama y pensé en ella, en su beso. Recibí un mensaje de Harry: “Hey, ¿Cómo has pasado el día? Espero que todo haya ido bien Lou ;) Estoy de camino xx. Harry”. Decidí entrar en twitter y ver si pusieron algo de Miriam. En efecto, eran trend topic y la mayoría de fans la querían. Di un suspiro agradeciendo aquellas palabras, pero como siempre, habían algunas que le deseaban lo peor.Decidí twittear y dejarlo claro.

6 comentarios:

Adee López on 23 de febrero de 2012, 11:21 dijo...

Pero por qué son tan asjkfahs adorables? aww me encanta :3 <3 os quiero guapis ! <3

Mjgm95 on 23 de febrero de 2012, 15:29 dijo...

Adiós,me has matado. Louis es tan bdedgbewiv!!Son demasiado adorbales!!!Espero pronto el siguiente♥!

Heelena♥ on 24 de febrero de 2012, 4:42 dijo...

Pon el nombre de twitter de esa tal Helena:) ajajja :D Besos

PD: Vuestro capitulo, es GENIALISIMOOOOO!*-* Teneis mucho talento, ¿Sabeis? ^^

Miriam Todaay on 24 de febrero de 2012, 5:13 dijo...

El siguiente hoy lo subiremos lo más seguro <3 Me alegro de que os haya gustado chicas *-* Los caps se ponen muy muy interesantes:) Os quiero!

PD: (Helena) Mi amiga es @helenacelma97, siguela si quieres <3

Heelena♥ on 25 de febrero de 2012, 6:32 dijo...

ok:) jaja ahora la sigo! ^^

Helena Celma on 2 de marzo de 2012, 5:08 dijo...

Miriiiii! Me he emocionado*-*eres enorme! tequiero cabeza loca!<3

Publicar un comentario

 

Londres, dos chicas y una dirección. Copyright © 2012 Design by Antonia Sundrani Vinte e poucos