Nuestra directioner nº:

lunes, 26 de marzo de 2012

. (IIIII)

Publicado por Paula y Miriam en 11:46
¡Hola otra vez! Sí, soy Miri. Como habéis comprobado a Paula le da mucho palo actualizar últimamente. Hoy no he ido a clases porque las anginas me pueden y Paula junto a 3 amigas más me han venido a ver y me han visto con unas pintas horribles :') También como habréis visto, subimos capítulo otra vez porque habéis comentado mucho y  bueno, que este capitulo está muy bien pero el siguiente ya sabéis, pasará algo inimaginable. Ahí lo dejo. ¡Disfrutad!





Dedicado a mi misma, quiero ponerme buena de una vez porque no mola nada esto de que me duela tanto tanto y taaaanto la garganta y tener que estar las 24h en la cama. Pues eso, a leer se ha dicho♥

Likes | Tumblr


Miriam:

Fuimos de camino a la revisión de Harry, para ver si continuaba en buen estado y todo seguía su buen ritmo. Llegamos a las puertas del hospital y ya no había ningún periodista. Era extraño. Harry se quitó la chaqueta que llevaba y lo hicieron llevar a una habitación para mirar su estado. Paula entró a acompañarle. Mar y Claudia fueron al lavabo y me preguntaron si quería ir, yo en cambio respondí un “No, gracias” y me quedé junto a Louis y Zayn. Liam y Niall se fueron a por algo de beber a la planta de abajo mientras nosotros estábamos sentados en los asientos de afuera.
En aquel pasillo pasaba caminando naturalmente una chica de pelo rubio y largo. Era una chica bastante alta y atractiva. Se sentó junto a mi, en el asiento que quedaba libre.
-        ¿Perdona, estáis esperando la rehabilitación de Harry?
-        Sí, bueno, no es rehabilitación. Es una simple revisión. ¿Quién eres? ¿Lo conoces?
-        Sí. – contestó aquella chica de ojos claros y vestida demasiado ligera. Una camiseta de tirantes y una falda muy corta. También llevaba tacones. – Em… Gemma me ha llamado, ya sabéis, la hermana de Harry. Harry y yo estuvimos saliendo en el instituto ¿Louis, te acuerdas de m i?
-        La verdad es que no…  - contestó Louis. Le parecía extraño que una chica así pudiera haber salido con Harry, pero ellos no conocían a Harry en el instituto. Tal vez era diferente.
-        Y… ¿Vosotros dos estáis saliendo? – preguntó señalándome a Louis y a mí. Louis y yo nos miramos y Louis accedió a contestar.
-        Sí, somos novios. Estamos muy bien juntos. - Y me dio un beso en la frente.
-        Pero Miriam, tú sabes que se habla de ti por twitter,  ¿No? Y que hay chicas que no están de acuerdo con... – no habló más. Supo que estaba metiendo la pata y Louis me miró con cara de “luego te lo cuento, no te preocupes”. Me rodeó con su brazo.
-        Y… ¿Tú eres Zayn, verdad? He visto en las revistas que estás saliendo con una tal… Mar. – En ese momento aparecieron las dos chicas por el pasillo del hospital. La chica rubia de la cual ni sabíamos el nombre se percató que una de las dos era Mar.
-        ¿Quién es? – preguntó Claudia sorprendida.
-        Una ex novia de Harry… ¿Cómo te llamas? No nos has dicho tu nombre. -  preguntó Louis.
-        Emm… Emmm… Maria. Maria… Skyes. – dijo como si se estuviese inventando su nombre en aquel momento.

En aquel momento salió Harry y Paula de la habitación y todos nos dimos cuenta de que esa mujer mentía. La chica se fue corriendo al ver a Harry, y Zayn le preguntó si conocía a esa chica. Él contestó con un rotundo “No la había visto en mi vida.” Era evidente que era una periodista camuflada y que nos sacó información sin darnos cuenta.  Paula y Harry se cogieron de la mano y Harry le dio un beso en la mejilla, casi rozando la comisura de los labios. En ese momento Liam y Niall vinieron con tres bebidas. Una para Harry, para despertarse con un buen café. 

2 comentarios:

ClaudiaDirectioner (: on 26 de marzo de 2012, 12:09 dijo...

¡Me encanta!Quiero saber que pasa :) Pues eso que quiero, siguiente ya ;)

pau on 26 de marzo de 2012, 12:59 dijo...

No puedo esperar!!!!!!!!!!!!
Necesito saber k pasa en el siguiente!! Subid cuanto antes plissss

Publicar un comentario

 

Londres, dos chicas y una dirección. Copyright © 2012 Design by Antonia Sundrani Vinte e poucos