Nuestra directioner nº:

sábado, 21 de abril de 2012

Sin motivos (I)

Publicado por Paula y Miriam en 3:44
Holaaaaaas, soy Miriam de nuevo. Paula y yo después de estar un buen rato diciendo que nos daba palo subir y tal, pues subo yo al final. La verdad, hace media hora que me he levantado y aún estoy en un proceso de "despertarme" aunque ya son las 12 y media de un sábado, pero yo amo dormir por si alguien no lo sabía. Y como estoy más dormida que despierta no sé que escribir, así que voy directa.

Hoy os subo 2 capítulos seguidos porque son muy jewhfkghrehitkr y a penas falta un día en la novela para la esperada fieeeeeeeesta que dará mucho de que hablar. 

PD: Le dedico estos 2 capítulos a Claudia, qué siempre me dice que nunca le he dedicado capítulo y que ya nos vale y tal, pues hoy va para ti. Porque te lo mereces :) ¡Te quiero weird!♥

¡DISFRUTAD DEL DOBLE CAPITULO :)!

Tumblr_m17fiodcjr1qi4zb2o1_500_large

Paula:
-¿Qué pasa chicas?- dije yo zarandeándome el pelo con una mano.
No hubo respuesta.
-Eooooo, ¿Me habéis escuchado? ¡Qué qué pasa!- repetí más alterada.
Ari se levantó del sofá y se acercó a mí a paso ligero. Miriam en cambio se quedó preparando la merienda en nuestra mini cocina.
-Qué que pasa Paula, ¿Me estás preguntando qué pasa? Pero si sabes perfectamente lo que pasa…- Ari me respondió, muy pero que muy enfadada pero con los ojos llorosos. Nunca la había visto así.
-No, ¡No sé lo que pasa! ¿Me lo podéis decir ya por favor?
-Sí, ya es hora de que sepas el monstruo que eres.- esto lo dijo con frialdad y provocó que me saltaran dos lágrimas.
-Pues mira Paula- Miriam clavó el cuchillo en un tabla de madera de la cocina- pasa que le has hecho mucho daño a Ari, y próximamente a Harry.
-No puede ser lo que yo estoy pensando…- recité yo muy bajito.
-Sí, si puede ser. Puede ser que como siempre tengas que tener a todos los chicos para ti, que no respetes a la que supuestamente es tu amiga, y que encima le pongas los cuernos a TU novio, que te quiere más que a nada. Paula me tienes harta ya con tus tonterías de niña pequeña, siempre es lo mismo joder.- está vez Ari lloró, y dejó que la viera.
Miriam se acercó a ella y le musitó ‘’Quizá te has pasado…’’.
-Es por Liam?
-Pues claro que es por él, si no porque te piensas que estoy así, por mi tía la de Marbella?
Esa frase había tenido gracia, en otro momento  quizá me hubiera reído mucho, pero en esa situación no era el momento.
-Y como sabéis lo que ha pasado?
Ninguna de ellas contestaba. Pero Ari miró a Miriam y le dio un pequeño codazo, ella cedió.
-Paula, pues que os escuché hablar, lo escuché todo, el te quiero, el beso… Todo! Y no he podido resistirme a contárselo a Ari, ya sabes que nunca le haría daño, y menos sabiendo una cosa que le puede perjudicar.
-Lo primero, qué hacías tu escuchando lo que hablábamos Liam y yo, a caso te incumbía? Y lo segundo, estás segura de que lo escuchaste todo?
-No es que me interesara escucharos, pero iba al lavabo y como no quise molestar que quedé en la puerta y por eso os oí. Y sí, lo escuché todo.
-A ver, hasta dónde escuchaste?
-Hasta el beso, y justo después saliste tú- Miriam dudaba, pero lo decía segura.
-Pues te equivocas, además no le di yo el beso, me lo dio él.
-Sí claro, será eso, Paula, a mi no me engañas- dijo Ari.
-Os lo juro, de verdad! Joder, Liam se lanzó encima de mí y me besó, yo me aparté de él un segundo después! Por favor, creedme, no miento.
-Lo siento Paula, siento no creerte, pero fue lo que escuché.
-De verdad me estáis diciendo que no creéis a vuestra amiga? De verdad me tomáis por mentirosa…- comencé a llorar pero me tapé la cara y me fui a mi habitación.

Cerré de un portazo, el eco se escuchó varios segundos. Después de eso ni Miriam ni Ari vinieron a la habitación siquiera para preguntarme como estaba. Me vestí, cogí lo primero de la primera percha del armario, una sudadera, unos vaqueros y unas zapatillas. Me colgué el bolso al hombro y salí de la habitación. Miriam y Ari estaban merendando en el sofá viendo la tele. Yo no tenía ni hambre después de aquello. Me miraron al oír el chirrido del pomo de la puerta.

-A dónde vas?- me preguntó Miriam con la boca llena.
No le contesté simplemente cogí mi móvil de la mesa del comedor y salí. Dejé las llaves en casa, no quería volver, y menos con ellas allí. Cómo me podían hacer eso? Porque no creían en mi? No se suponía que yo era su amiga?
Paseé por las calles de Londres, viendo escaparates sin prestarles atención y a la gente caminando sin saber dónde. Ya caía la noche, se estaba haciendo tarde. No podía volver a casa, y menos llamar a Harry. Pensé en llamar a alguno de los chicos. Creí que el mejor para contarle lo que me había pasado era Louis, él sabía toda la historia, pero, no podía ir a su casa, en ella estaría Harry! Uf menuda mier… ‘’Es igual, lo llamaré, ya me ayudará’’ pensé. Así hice, lo llamé, no tardó nada en contestar.
-Si?
-Soy Paula, Louis.
-Ah hola Paula, que tal?
-La verdad? Mal. Te llamaba precisamente para contarte una cosa. Tienes tiempo?
-Sí, ya hemos acabado de grabar. Vente a casa.
-Está Harry en casa?
-No, no volverá hasta de aquí a un par de horas, ha ido a comprar algunas cosas para la fiesta de mañana.
-Ah entonces sí, él no puede enterarse de que voy.
-Porque? Ha pasado algo?
-Ya te lo contaré. Estoy de camino a casa, adiós.
-Adiós.


Miriam:
Aquella tarde pasaba más lenta sin la compañía de Paula. Ella decía que era mentira pero fue clarísimo, yo lo escuché todo. Tal vez, cuando me fui enfadada hablaran, pero no fui presente de ello. Pero eso sí, escuché el beso. Y Ari estaba destrozada…
-        Oye… - le susurré a Ari que dormía en el sofá. Daban una película muy aburrida y se quedó dormida. – Oye… Ari… - Nada. Dormía.
Me pregunto dónde estará Paula, es hora de arreglarlo… Es de noche y hace frío. Tiene que volver al loft. Llamé a Paula, nada, no lo cogía. Maldita sea. Llamaré a Harry, seguro que está con ella. Marcaba el móvil de Harry, un pi… Nada. Otro pi, lo cogió.
-        ¿Sí? – dijo con su tono de voz tan especial.
-        Hola Harry… ¿Está Paula contigo?
-        No, no lo está.
-        ¿Seguro? Vamos, si está ahí pásamela… Quiero pedirle perdón.
-        ¿Por qué? ¿Qué ha pasado? No, en serio, no está.

Lo creí y su voz cambió de un tono alegre habitual a un preocupado. ¿Nosotras? ¿Enfadadas? ¿Por qué  o… por quién?

-        Es que verás… Se ha ido hace una hora y ya está oscureciendo. Hace frío y no quiero estar enfadada hasta mañana a la fiesta.
-        Dime que os ha pasado – exigió, nunca lo había escuchado en un tono así.
-        Puf… Pues… No la creo. Es eso. Se ha ido de casa porque no la creo. – no quería decir el qué, si no, Harry se enfadaría.
-        No entiendo… ¿Por qué no la crees? Dime la verdad.
-        Harry, escuché a Liam y a Paula hablar en el baño y Liam le confesó que la quería y se besaron. Me fui enfadada y ahora resulta que Ari quiere a Liam y se han enfadado y encima, yo estoy entre medio, porque… porque… soy la que lo ha escuchado. – Mi tono se aceleraba y me caía una lágrima tras otra, sobre mi rosada mejilla. Hacía frío por las noches en Londres.
-        ¿Qué? Voy para allá. ¿Dónde estás? Tenemos que encontrarla.
-        En el loft. Ari está rendida… Duerme y no quiero despertarla después de lo que ha llorado.
-        Espérame en 10 minutos.

(10 minutos después.)

Esperaba a Harry, eran las 11 y hacia frío. Tiritaba, estaba esperando desde las escaleras de la entrada del loft. Allí vino un taxi, me pitó dos veces y miré, era Harry. Entré y decidimos a donde ir. ¿Dónde estaría? Niall, no. Él estaba con Zayn, Mar y Claudia, habían quedado los cuatro. ¿Liam? No puede ser. ¿Cómo va a ir con él después de lo que ha hecho? Ya lo tengo, Louis.

-        Lo más probable es que esté con Louis. – dije mientras me frotaba las manos, tenía realmente frío.
El taxi seguía aparcado en una esquina, no se movía por qué no sabíamos a dónde dirigirnos, solo sabíamos que dentro se estaba mejor que a fuera. Harry marcaba rápidamente el número de Louis, que en vez de buscarlo en la agenda, ya se sabía y marcaba los números de memoria.

-        ¿Ricitos? – dijo con una voz chistosa pero no como siempre.
-        ¿Está Paula contigo? – exclamó preocupado y con prisa.
-        Emmm… Espera que lo miro, yo creo que no. – dijo bromeando. Pero se escuchó la tos de Paula y Harry la reconoció.
-        No mientas Louis, pásamela.
-        No le apetece hablar, en serio, ha tenido un problema…
-        ¿Y qué clase de problema es que no me lo cuenta a mí? – dijo preguntando, aunque ya sabía de que se trataba. Solo quería ahogar  más aquel asunto. No recibió contestación.
-        Tranquilo, dile que lo sé. Sé lo que ha pasado y ahora Miriam y yo vamos hacia tu casa. Hay que hablarlo.

Colgó y Harry le dictó la dirección. Allí fuimos. Me llevé las manos a la cabeza, negué con mi gesto y dije en voz baja: Joder… Harry escuchó aquel pensamiento que pronuncié, y me preguntó:

-        ¿Qué pasa ahora? – mientras me colocaba la mano en el hombro.
-        Me molesta un poco que esté con Louis ahora mismo.
-        Tú estás conmigo. – me sonrió bromeando.
-        Ya… Pero no me refiero a eso.
-        No le des más vueltas…
-        Es que me da rabia que vaya a él como refugio… Pero… supongo que es porque son amigos. También lo habría hecho con Niall… o con Zayn… ¿No?

No hubo contestación por que el taxi paró de golpe. Ya habíamos llegado a la casa de Louis y él. En la calle, unos cinco paparazzis haciéndome fotos a Harry y a mí. Genial, ambiente. Ironía. Picamos al timbre y el ojo de Louis se asomó a una parte de la puerta y entramos.

4 comentarios:

LifeGoesOn on 21 de abril de 2012, 4:56 dijo...

Diooos esta GENIAL! Siguientee ♥
-Rocío x

Aitana on 21 de abril de 2012, 5:02 dijo...

gasdyhgsydu me encanta! ♥

Adee López on 22 de abril de 2012, 3:19 dijo...

Preciosas! Ya está aquí Ade comentando que hace mucho que no lo hago jajajajaja he estado con examenes y tal y no me ha dado tiempo pero sabeis que me encanta y eso es lo que cuenta ! Que tensión joderrr siguiente ya ! os quiero <3

Heeelena∞ on 29 de abril de 2012, 2:32 dijo...

madre mia! Me encanta! Esperando con ansia el siguiente capitulo... jejjeje Pasaros por mi blog! Ha y ua sorpresita:D besos guapassss

Publicar un comentario

 

Londres, dos chicas y una dirección. Copyright © 2012 Design by Antonia Sundrani Vinte e poucos