Nuestra directioner nº:

domingo, 29 de abril de 2012

Sin motivos (II, III, IIII)

Publicado por Paula y Miriam en 12:37
Hooooooooola, cuanto tiempo. Creo que teníamos esto un poco abandonado, pero es que últimamente Paula y yo no estamos por la novela. Es como que... Necesitamos un respiro. Y entre tanta fiesta pues se me ha pasado subir, pero ya he recibido que deseais nuevo capítulo, así que no os dejo uno sino, TRES! Triple capítulo para que tengáis para rato! :) ¡Disfrutad! Y sorry por subir tarde, os quiero!<3







Paula:

Lo que faltaba. No solo iba a ver a Miriam de nuevo, que también iba a tener una discusión más con Harry. Y todo porque nadie me cree. Excepto Louis, que al parecer después de haberle contado todo, me había dicho que no me preocupara, que todo se arreglaría y que él me creía. Louis era un amigo de verdad, y después de aquello supe que lo era para todo.
Harry entro rapidísimo por la puerta y comenzó a gritar, cosa extraña. Louis lo agarró y yo me levanté del sofá y me acerqué a él.

-Qué has hecho, eh, dímelo! Si no me quieres dímelo ahora y esto se acaba…- ya estaba más tranquilo pero no paraba de caminar de un lado a otro.
-Tú tampoco me crees Harry? Pero esto qué es? Me estáis tomando por mentirosa todos! Louis por favor, ayúdame!
-Harry, cálmate, yo creo a Paula. Y también creo que en vez de discutir lo mejor sería llamar a Liam, no?- intentó aclarar Louis.
-Yo creo que sí, lo mejor sería llamarlo.- dijo Miriam, la que todavía no me creía.

Así hicimos, lo llamamos. No contestaba. Debido a eso, decidí explicarle a Harry todo, como había hecho con Miriam y Louis.
Después de contarle lo ocurrido cambió de cara, al parecer, el sí me había creído, aunque solo fuera un poco. Le di un abrazo, él me lo esquivó. Genial.

Preferí irme de esa casa e ir a buscar a Liam. Quizá si lo explicaba él, me hacía caso.


-Sí fui yo, creedme, ella no ha hecho nada. Harry de verdad, lo siento.- acabó Liam después de explicarlo por quinta vez.

En la casa estábamos Louis, Miriam, Niall, Liam, Harry, Mar y yo. Sentados en el sofá y a cada cual más cabreado. Mar me abrazaba, al parecer, era de las pocas que me creía, la que realemnte me había demostrado ser mi amiga. Los chicos no podían imaginar lo que había hecho Liam, no creían que pudiera hacer eso a un amigo. Él se había disculpado más de mil veces pero nada. No sabíamos que hacer. Harry ya me creía pero ni me dirigía la mirada, ni me hablaba, ni me besaba. El ambiente estaba muy caldeado a altas horas de la madrugada.


Tumblr_m395vyirjk1ruzrtzo1_500_large

Miriam:
Y ya rozaba la madrugada, y estábamos los siete allí. Después de hablarlo con Liam, le pedí disculpas a Paula, no podía estar enfadada con ella. Harry en cambio, estaba molesto. No por Paula, si no por Liam. Pero también lo pagaba con ella porque no se lo esperaba. El ambiente estaba a rojo vivo, y mientras Paula se llevaba las  manos a la cabeza mientras iba a por un vaso de agua bien fría, Harry y Liam estaban sentados en el sofá, cada uno en una punta, sin hablar. Mar acompañó a Paula, junto a Louis. Pero yo quería hablar con Louis también.
-        Lou… - dije en voz baja con los brazos cruzados y la cabeza agachada.
-        Dime cariño. – me dijo mientras con su mano me levantó la cabeza hacia arriba y me dirigió hasta su mirada.
-        ¿Me perdonas? – le pregunté.
-        ¿Qué? Yo no tengo que perdonarte nada. ¿Qué ha pasado?
-        No, nada… Solo que en el taxi me he puesto muy celosa. No podía imaginaros los dos juntos en tu casa y tú consolándola. Lo siento, he sido una tonta y estoy enfadada conmigo misma. – Los ojos pasaron a ser cristalinos y parecía que una lágrima se asomaría, pero no lo hizo. Solo se pusieron vidriosos.
-        No pasa nada. Igualmente, no te tengo que perdonar nada. Es normal que no quieras perderme, pero yo nunca te dejaré. Yo tampoco quiero perderte, sería lo último que haría en mi vida.

Me abalancé sobre él y le besé en los labios. Era un beso de reconciliación. El amor no era tan mágico como pensaba, pero he aprendido que junto a él, si lo es. Paula salió de la cocina justo en ese momento, nos vio y sonrió. Pero de una manera desinteresada, supongo que ella también tenía que arreglarlo del todo con Harry, pero no sabía cómo.
Sonó el timbre de la casa. Liam se levantó del sofá en dirección a la puerta principal, era el único que no hablaba y el único que se lamentaba. Debía de ir él a mirar quién podía ser a esas horas. Asomó un ojo sobre la mirilla, era Ari. Abrió la puerta y pasó con una de esas miradas que matan a Liam. Se lo imaginaba.
Fui a buscarla a la puerta,  Liam y Ari juntos. ¿Después de lo que había pasado? Pero Liam se adelantó a hablar, quería arreglarlo él.

-        ¿Has dormido bien? – preguntó Liam con la intención de no enfadarse con aquella chica que la veía muy especial.

Pero Ari no pudo decirle nada, ¿Para qué le iba a decir que había llorado toda la tarde? No podía decirle que lo quiere. No en ese momento.

523351_423559364340016_324053734290580_1472345_1448416046_n_large

Paula:
Había llegado Ari a casa, Miriam la había llamado y explicado todo. Liam la recibió, ella se dedicó a mirarle de manera no muy agradable. Lo primero que hizo al entrar fue irme a buscar y pedirme perdón. Me dio un abrazo, y yo lloré en sus cálidos brazos. Ahora sí que sabía que tanto Miriam como ella eran mis amigas, y no dudarían en pedirme perdón cada vez que se equivocaran sobre mí o lo que era. Cuando Ari y yo ya habíamos arreglado los problemas, intenté hacerlo con Harry. Él estaba enfadado, más que con migo, lo estaba con Liam y con sí mismo. Estaba en una punta del sofá, cabizbajo, sus rulos ondeaban el aire, y tenía las manos juntas. Me senté a su lado, muy cerca, y le toqué con delicadeza uno de aquellos rizos tan perfectos. Hasta que no hice aquello no me percaté de que Harry estaba llorando. Le cogí la cara suavemente con mi mano, e hice que me mirara, como él muchas otras veces me había hecho a mí. Estaba a punto de hablar, pero le tapé la boca con mi dedo índice.
-Sé lo que vas a decir Harry. Que lo sientes, que sientes no haberme creído. Te perdono, sabes que no podría vivir sin ti. Yo también siento Harry, siento que tengas que pasar por esto, siento que estés mal con Liam, pero sabes qué?- le besé, muy muy lentamente, sus labios eran un caramelo para mí, me gustaba rozarlos y saborearlos, no quería separarme de él, nunca- Qué no todo se acaba aquí, que nos queda mucha vida por delante, y, que Liam no lo hizo con mala intención, y tampoco te quería hacer daño. Harry, está muy arrepentido, y le encantaría que le perdonases. Por favor, hazlo por mí.

-Paula, te amo.- me besó, un beso de reconciliación, de agradecimiento y perdón.
Eso fue todo, se levantó de aquel largo sofá rojo y fue en busca de Liam. Liam me lo agradecería. A él no le gustaba herir a la gente, y menos a sus amigos. En parte, lo entiendo. Entiendo que cuando quieres a una persona te dejas guiar por los sentimientos, y que es duro, muy duro que el amor no sea correspondido.

Harry:
Liam estaba en la azotea de aquel complejo de apartamentos. Había subido a pensar, a recapacitar y definitivamente a olvidar. No se esperaba mi visita. En una cosa estábamos de acuerdo, no queríamos discutir, solo hacer las paces.

-Harry, si vienes a discutir…- no le dejé acabar.
-He estado hablando con Paula. Liam, no me gusta nada todo este asunto, pero sé que cuando amas, es de verdad. Yo la amo, la amo de verdad, y para que mentir? Hubiera hecho lo mismo que tú. Así que te entiendo, y muy bien.
-De verdad, te prometo que me voy a olvidar de ella. Sé que es tuya, que la quieres, y no quiero estropear lo que tenéis. Me perdonas?
Le abracé, era un buen amigo, y todo me lo decía con cariño. Sabía que decía la verdad, que se iba a olvidar de Paula. Volvimos al apartamento. Allí el ambiente ya estaba mucho más tranquilo.




Paula:
Estaba en la cocina. Yo también tenía que arreglar las cosas con Liam.
-Liam, puedes venir un momento?- le avisé desde la cocina.

2 comentarios:

Nora :D on 1 de mayo de 2012, 10:54 dijo...

Oooh, que bonito :') Me encanta, como siempre, en serio escribís DPM! ;)

cristina on 1 de mayo de 2012, 13:59 dijo...

ohhh m encantaaaa seguidd un besoo <3
PD: mi twitter es cristinaap10

Publicar un comentario

 

Londres, dos chicas y una dirección. Copyright © 2012 Design by Antonia Sundrani Vinte e poucos