Nuestra directioner nº:

jueves, 5 de abril de 2012

Un enfado más (IIII)

Publicado por Paula y Miriam en 3:32
¡Buenos días! Me despierto pensando "tengo que subir en el blog" y aquí estoy :) Se me olvidó deciros que el lunes supongo que también subiré, a no ser que haya llegado Paula y quiera subir ella. Gracias a las que comentaron el capítulo anterior, sois lo más. Me acuerdo del primer día que empezamos la novela y que Paula y yo solo eramos simples compañeras de clase. Y mirarnos ahora... One Direction, en verdad, nos unió. Me acuerdo del primer capítulo escrito por Paula, en una libreta del colegio... Me quedé muy loquis porque me di cuenta que escribía de una manera estupenda y encima, utilizaba palabras que a mi ni se me ocurrirían. Pero si os dais cuenta, al menos yo, el primer capítulo no tiene nada que ver con lo que llevamos ahora. Hemos mejorado un montón y pensábamos que esta novela a penas tendría gente que la leyese y es... puf puf puf. ¿Sabéis por qué os digo esto? Ayer en twitter mi amiga Irati se enteró de que tenía esta novela y le pasé el primer capítulo, empezó a leerlos todos y se los leyó todos en un día entero. Me quedé: ¿En serio? ¿Tanto engancha? Y me twitteó diciendo que no podía esperar. Sois AMAZAYN.


¿Os gusta qué suba yo capítulo? Siempre suele ser Paula y no sé si parezco sosa o algo jajajaja:') Bueno, sobre el capítulo de hoy, me costó mucho escribirlo. No sé la razón, pero me acuerdo que me rallé mucho porque no sabía como escribir ni nada, a mi lo único que me gusta es el final. Faltan creo que un capítulo solo para que llegue nuestra amiga Ari a Londres en la novela, así que hoy subiré una foto al blog donde están todas las fotos (a la izquierda) para que os hagáis una idea de como es :)


Y ahora, chan chan chan... ¡Disfrutad!;) (Sorry por la foto, si la pongo pequeña no se ve) 




Miriam:

Me comí el puñado de palomitas de un trago. Por poco me ahogo y empecé a toser. Paula me dio palmaditas en la espalda, como un bebé al que le cuesta tragar su papilla. Bebí un trago de cerveza mientras saboreaba a la vez el gusto de alcohol con limón y el gusto de unas personas criticándome. Nadie conocía mi  lado sensible. No me gusta armar follones ni llorar delante de personas que quiero. Quiero demasiado a los demás, que me guardo todo para mí. Respiré hondo y le cogí el portátil de las manos con delicadeza. En la tele sonó aquel anuncio de 212 VIP, me encantaba. Empecé a bailar y cantar mientras miraba los tweets, salteando repeticiones y cosas que no entendía. Paula también lo miraba, aunque ella más atenta y con mucha más rabia.

Así que…  - caí en una conclusión más que evidente y resumida, mientras dejaba de bailar la cancioncita. - Según ellas, soy una aprovechada y que Louis no me quiere. Y que solo quiero fama. - Me elevé las manos a la cabeza.

Eso es lo que me decían los periodistas en las puertas del hospital, lo que Louis dijo que me contaría después y termino evitando decírmelo… Por eso Niall me acompañó para no ir sola a casa con los periodistas detrás.
-        Vamos Miriam, son niñatas que están detrás de una pantalla sin saber quién eres ni cómo eres. Eres la chica más buena que puede existir…

Entré en mi sesión y le di un click para escribir. Necesitaba escribir algo sin evitar que una lágrima cayera sobre mi mejilla. Respiré hondo de nuevo y tragué saliva. Volví a hacerlo. Pensaba algo no muy largo pero que las dejara con al menos, un poco de remordimiento. Aquellas chicas jugaban con mis sentimientos. Escribí algo así como “No sabéis que lo que decís, puede afectar a las personas. Tengo corazón y en él muchos, muchos sentimientos....…..” Aquellos más de tres puntos suspensivos describieron la lágrima que cayó sobre mi rostro, que rápidamente sequé con la manga de mi camiseta azul marina. Pero fue una lágrima que no acabó en nada más. Una lágrima que necesitaba salir como sea, pero no podía evitar salir al exterior. Aunque, la verdad, aquel día no fue de los mejores que ha tenido en mi estancia en Londres. Decidí irme a la cama, aunque fueran las 9 y media de la noche. No quería llenarme la cabeza de tonterías y solo quería dormir más de 10 horas.

Le dejé el ordenador de nuevo a Paula, a ella no la conocían. Le di un beso en la mejilla y le indiqué que estaba cansada. Entré en la cama y cerré los ojos. A continuación, apreté el botón de la lámpara, y la oscuridad me acompañó en aquella noche extraña. Tenía sueño y caí rendida a los pies del dios Morfeo, en menos de unos diez minutos.

Paula seguía en el comedor, entró en su cuenta y miró su twitter. Nada, como siempre. Pero mientras devoraba las últimas palomitas de aquel bol transparente, un nuevo símbolo le indicó que tenía una nueva mención.

 “@Paulalalemon Te quiero más que a todo. Perdóname, soy un tonto, pero éste tonto te necesita,  no puedo vivir sin ti.”

6 comentarios:

Aitana on 5 de abril de 2012, 3:55 dijo...

Me encantaa :'') Que mono Harry <3

LifeGoesOn on 5 de abril de 2012, 5:29 dijo...

aww me encanta Harry :D el capitulo esta genial y la foto esta curradisima :D xx

LifeGoesOn on 5 de abril de 2012, 5:31 dijo...

* y la introduccion muy dulce :,) seguid asi (:

Paula y Miriam on 5 de abril de 2012, 5:35 dijo...

Gracias guapis♥ Qué haríamos sin vosotras :) xx

ClaudiaDirectioner (: on 6 de abril de 2012, 5:01 dijo...

Me enamora lalalala, amo a Harry enserio que mono jajajaja.La foto es como OH DIOS MIO. JAJAJAJA. FLIPANTE!

Lenu∞ on 11 de abril de 2012, 12:39 dijo...

Aaaaaaalaaa! que morro:) ajajajjaja!!! ^^ bueno, me gustado mucho este capítulo, uno de los mejores, la verdad. Muchos besos desde http://hugswow.blogspot.com.es/ :)

Publicar un comentario

 

Londres, dos chicas y una dirección. Copyright © 2012 Design by Antonia Sundrani Vinte e poucos