Nuestra directioner nº:

sábado, 2 de junio de 2012

Tormenta después de la calma (I-II)

Publicado por Paula y Miriam en 2:46
Hoooooooooooolis! Bueno nada, que hoy subo dos porque he estado un par de días sin subir. Chiquis, los siento pero es que no he tenido tiempo, exámenes y esos rollos. Supongo que vosotras también tendréis. Pues nada, ya estoy aquí otra vez. Supongo que subiré esta noche de nuevo, y mañana, ya que la semana que viene tengo los exámenes fuertes. Lo dejo aquí que tengo cosis que hacer. Zuuuuuuujkiero<3

Tumblr_lpmwcr8p7a1qm9h3do1_500_large


Paula:

-Víctor déjame en paz!- exasperaba yo entre la multitud.
-Solo vamos a pasar un rato juntos…- sonreía y me daba besos en el cuello mientras no me soltaba de la cintura- Te va a gustar, como todas las tardes en tu casa…
-Qué me sueltes, joder!- le pegué un empujón desde toda la rabia y furia que llevaba dentro.

En ese mismo instante la música paró. La gente continuaba cantando y a su rollo hasta que el DJ avisó de lo que estaban haciendo con migo. La multitud se avalanchó sobre nosotros, y en medio de risas, gritos y un largo etc. oí la voz de Miri intentando hacerse paso en aquella marea de cuerpos.
                     
-Eh, ¿qué está pasando?- Miriam se acercó a Víctor y le puso el dedo índice en el hombro- Déjala en paz, o te juro que de aquí no sales vivo. ¡Largo!

Víctor se echó unas pequeñas carcajadas. Miriam estaba enfureciendo, pocas veces la había visto así, y Lou, para evitar desgracias la cogió y apartó.

-¿Dónde cojones está tu novio eh?
-Ni se te ocurra pronunciar su nombre. Y menos tocarlo, te juro que con mis propias manos…
-Eh, Paula, tranquila- Niall me abrazó por la espalda e intentó relajarme.

La gente había fijado sus miradas en nosotros, unos más despreocupados, otros menos… ¿Dónde estaba Harry? Aunque prefería que no se enterara de todo aquello, aún así, lo necesitaba.

-He dicho que dónde está!- Víctor me cogió de la muñeca y zarandeó fuertemente.
-Ni se te ocurra volverla a tocar o llamo a los de seguridad- Niall se interpuso entre Víctor y yo y me dejó detrás suyo.
-¡Eh que está pasando aquí!- Liam hizo lo mismo, y Lou al ver aquello también. Los tres se pusieron delante de mí, como dando a entender ‘’Por encima de mi cadáver’’. Miriam se puso a mi lado y me agarró la mano fuertemente, después me susurró ‘’¿Dónde está Harry?’’. Yo moví la cabeza de un lado a otro como diciendo que no tenía ni idea. Pero en ese mismo momento, alguien se abría paso entre la gente. Harry.

-Eh ¿que está pasando? ¿Que hacen estos tres delante de ti?

No me dio tiempo a responder, Niall, Liam y Lou dieron paso a Víctor y a su cabreo monumental.

-¿O sea que este es tu querido novio ricitos, no?- Víctor se acercó a él y le dedicó una sonrisa de las suyas.
-Sí, soy yo, ¿algún problema?

Harry y Víctor estaban el uno frente al otro. No se les veía cara de buenos amigos. Aquello estaba a punto de estallar, y eso que Harry aún no sabía quién era. Pero con el simple hecho de las palabras del DJ bastó para que enfureciera poco a poco. Yo me interpuse entre ellos y los separé un poco, le negué a Víctor con la cabeza. Lou agarró a Harry del brazo y le dijo que no comenzara algo grave. Miriam quedaba detrás de Lou. Ella se peleaba con Álex, otro idiota. Louis no se daba cuenta de esa discusión, Niall en cambio sí e intentaba que aquello cesara. A Mar y a Zayn hacía rato que los había perdido de vista. Claudia y Liam abrazaban a Ari fuertemente. Y yo, yo veía que se acercaba el diluvio universal.


Miriam:

Y quién nos iba a decir que estaríamos así, en aquella fiesta. Giré la vista, la música sonaba para repartir ambiente pero al girar, vi a Lou agarrando a Harry.  Alex estaba en frente mío. Iba un poco bebido aunque también era así de gilipollas por naturaleza, mierda de no haberme dado cuenta antes de lo que pasó.
-        ¿Qué? ¿Y tú querido novio? – me preguntó al oído mientras me cogía de la cintura.
-        ¿Quién eres tú para tocarme? ¿Eh? Ni me toques. – grité. Nadie me había visto así nunca. Pero tampoco me miraban, y si lo hacían, lo hacían desinteresados.
Me sentía sola entre el mogollón, todos estaban con Paula, Víctor y Harry, y el que me estaba molestando ahora era Alex.
-        ¿Tu novio es ese de allí? ¿No tiene pinta de coger a Harry como si fuese una niña?
¿Qué estaba simulando? Vamos, lo que me faltaba por oír. Me abalancé sobre aquel idiota que iba a estropear la noche en la fiesta tan esperada. Le intenté pegar pero él me paró fácilmente y al contrario, me besó en el cuello. Noté sus labios en mi cuello, nunca los había sentido y lo había deseado muchas veces en Barcelona, pero ahora los detestaba. Intenté alejarme de él pero me tenía agarrada y empecé a chillar. Paró y me dijo: - No se darán cuenta, todos están por Paula y Víctor.
-        Que te calles imbécil, ni me dirijas la palabra. – le dije, a continuación volví a chillar.
Me soltó y fui hacia Louis corriendo, lo abracé y se me cayó una lágrima. Sentí sus abrazos de nuevo pero la mirada de Alex seguía en pié y él, seguía allí.
-        Ricitos… ¿Sabías que Paula y yo éramos novios? Así que no te creas afortunado. – dijo Víctor chuleando mientras Paula estaba agarrada por los demás.
-        Y qué. Ahora no está contigo y será por algo. – Harry lo miró con cara de asco, no quería entrar en su juego, quería que se marchara ya y que no hubiesen líos.
Víctor cogió aire y furia, se abalanzó sobre él y le pegó un puñetazo. ¿Qué estaba haciendo? La gente estaba alrededor, algunos intentando separarlos, otros miraban con atención aquella pelea para luego contarla. Harry lo apartó empujándolo un poco, aguantando aquel puñetazo que le dio por encima del ojo. Debía de doler. Liam abrazó a Paula mientras Harry tenía una cara muy seria. Ella chillaba e intentaba soltarse de la fuerza que la oprimía Liam, pero él no le dejó un segundo, quería evitar daños mayores. Victor empujó a Harry y lo tiró al suelo. Ahí es cuando todos saltamos y lo alejamos de allí. Vino uno de seguridad, bastante rechoncho y de piel negra y se lo llevó de allí. Pero… ¿No se olvidaban de alguien? ¿Y Alex qué? Miré hacia donde hacía apenas un minuto estaba Alex, pero ni rastro. Suspiré, se habrá ido. Él no es nadie sin su compañero.
Paula pedía perdón a Harry mientras él se levantaba del suelo. Fueron a la barra del bar a  pedir hielo y a continuación, se fueron al lavabo mientras Paula llevaba en los hombros a Harry, él se quejaba del dolor de aquel puñetazo.
Todo parecía haber terminado pero a continuación, noté unas manos. Aquellas manos me taparon los ojos. Era Álex de nuevo.

6 comentarios:

Aitana on 2 de junio de 2012, 3:28 dijo...

Chicas, por qué escribís tan genial? Me ha encantado, necesito leer el siguiente! Os quiero♥

cristina on 2 de junio de 2012, 3:46 dijo...

Ooooh simplemete me encanta... Yo estoy ahi y le meto una hosti a cada uno que s le quita la borrachera del tiron xD!! ( yo y mis momentos brutos)
Jajaja un besoo <3<3<3

@PaulaRomeroH on 2 de junio de 2012, 5:58 dijo...

Por dios!!!
Como lo dejáis así??????????
me estoy muriendo de curiosidad.... Sube pronto :)

LifeGoesOn on 3 de junio de 2012, 4:11 dijo...

*________________*
Perdoooon por no haber comentado antes :3
Está genial no, lo SIGUIENTE. Cada día me
gusta más esta novela, seguid escribiendo
que me muero por saber lo que pasa! ♥

1Derfulguys on 3 de junio de 2012, 10:21 dijo...

O.M.F.G.! ¿Como lo dejas ahí? Ay dios, necesito leer más!Me encanta, de verdad! :]
PD: @1Derfulguys

@PaulaRomeroH on 11 de junio de 2012, 7:56 dijo...

queremos los siguientes :)

Publicar un comentario

 

Londres, dos chicas y una dirección. Copyright © 2012 Design by Antonia Sundrani Vinte e poucos